Es cosa de dos

Entendíamos, hasta hace pocas décadas, que la maternidad era una tarea exclusivamente asumida por la mujer. Ya que, el bebé se gesta en su interior ellas ejercían el rol protagonista. Ellas experimentan todos los cambios físicos y hormonales en su propio cuerpo y son ellas las que después del parto asumirán también la lactancia, en caso de que la haya, y cuidar del bebé diariamente.  Por todas estas razones, entendíamos que el padre desempeñaba un papel secundario durante la crianza del bebé.

Sin embargo, y afortunadamente, los tiempos han cambiado y la mujer se ha incorporado plenamente al mundo laboral, por lo que este hecho ha empujado a muchos hombres a formar parte directa y activa tanto del embarazo como del parto y la posterior crianza de los hijos. En esta revolución histórica muchos hombres expresan sus deseos de participar activamente en este proceso. Ya no es una cuestión exclusiva de las mujeres ni algo que tengan que vivir ellas en solitario; juntos es mucho mejor.

Compartir, desde la noticia del embarazo hasta acudir juntos al médico, es fundamental. La ciencia también ha evolucionado notoriamente y ayuda en gran medida a los papás en estos primeros encuentros con el bebé. Mientras la madre lo siente en su interior, el padre puede experimentar y vivir  la formación de su bebé acudiendo a las consultas del ginecólogo y formando parte activa de estas sesiones.

Estos avances también nos instruyen sobre la capacidad del bebé de escuchar a partir del quinto mes de gestación, por lo que, a partir de ese momento, ya tiene la capacidad de registrar tanto la voz de mamá como la de papá. Los expertos señalan que los bebés pueden reconocer las voces y pueden incluso expresar estos momentos con claros ejemplos de reacción como pataditas o movimientos puntuales. Por lo tanto, te animamos a que hables con tu bebé.

La comunicación durante la maternidad

La comunicación es la base de cualquier relación, en este caso, tanto con tu futuro bebé como con tu pareja. Es vital que  tengas una comunicación sincera y directa con tu pareja para que puedas formar parte activa de este momento tan especial para vosotros. Evita que tenga que decir que no la entiendes o que no lo vives con la misma ilusión que ella. No sólo se trata de un cambio biológico en la transformación de su cuerpo, también se produce un cambio de vida, de la que sí puedes participar. Proporcionar este apoyo emocional a la madre durante el embarazo y en el momento del parto es fundamental.

Acudir a los cursos prenatales te dará la oportunidad de estar más cerca que nunca de tu pareja y podrás conectar desde el primer momento con tu bebé.  Esta información te puedes ayudar a ir creciendo como padre paulatinamente y evitar el impacto de ser padre justo en el momento del nacimiento.

Es importancia la vinculación entre padre e hijo,  se trata del primer modelo de relaciones íntimas y fomentan un sentido de seguridad y autoestima positiva para el bebé  que le ayudará en el desarrollo social y cognitivo que alcanzará cuando  crezca. No esperes ni un minuto más, realza este vínculo desde la gestación y acompaña a tu pareja en este emocionante viaje desde el principio. Piensa también que acudir a las clases o prepararte para afrontar tu paternidad es un gesto de responsabilidad y compromiso. Además, aprenderás conceptos clave sobre el embarazo ahora y sobre el parto que te ayudarán en los primeros meses de vida del bebé.

Por todo esto y mucho más, que tendrás que experimentar por ti mismo, te recomendamos que empieces a enriquecerte de este mágico mundo de experiencias y sensaciones que nadie puede explicar simplemente hay que vivirlo.

Desde ohma! Barcelona te recomendamos que te unas a la era del rol de papá activo y disfrutes de este etapa de la vida.

Es la película de tu vida, ¡siéntela!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *